Picture Yourself

El mundo como me gusta, como lo imagino, como lo disfruto, como me veo en él…

Little Child septiembre 20, 2010

Filed under: Escenario,Naturaleza — vanedelpech @ 6:44 PM
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Ésta imagen es para mi una remembranza de mi niñez. Cuando encontré ésta foto entre mis archivos la primera sensación que tuve fue de dicha. Me sentí dichosa porque ese pequeño niño, jugando con la arena a la orilla de la playa en un atardecer cualquiera pude haber sido yo hace ya bastantes años. Me sentí dichosa por haber tenido miles de oportunidades para poner en práctica mis habilidades de “construcción” con arena, por haber podido pasar horas, días e incluso veranos enteros junto al mar, por haber tenido la oportunidad de escuchar su sonido directamente, porque muchas veces pude abrir los ojos en la mañana y ver ese inmenso y hermoso mar a tan solo unos metros de distancia. Pude disfrutar de la brisa, pescar, salir a “atrapar” jaibas, jugar marco-polo, inflar peces sapo, recolectar conchitas y hacer collares con ellas, “empanizarme” de arena, etc. ¿Cómo no sentirme dichosa al recordar tantos momentos?

Y lo mejor de todo, y lo que me hace sentir más dichosa, es que aún tengo el mar a pocos minutos, aún puedo hacer repetir esos momentos y aún puedo soñar con que mis hijos algún día puedan disfrutarlo tanto como yo.

Ojalá cada vez más niños tengan oportunidad de ver, sentir, escuchar y disfrutar el mar como lo hice yo. Que la codicia, la propiedad privada, las leyes y las distancias no sean obstáculos que les priven de este regalo que nos da la madre naturaleza.

Anuncios
 

Marmalade Skies julio 28, 2010

Filed under: Naturaleza — vanedelpech @ 7:13 PM
Tags: , , , , , , ,

A veces, con las prisas del día a día, se nos olvida contemplar y disfrutar las cosas simples de la vida. Como el cielo, por ejemplo. Está ahí siempre pero cambia todo el tiempo. Y muchas veces, ni siquiera lo notamos. Los niños constantemente miran hacia arriba y se maravillan de lo que encuentran… ¡Mira! ¡Un avión!, ¡Wow! ¡Esa nube parece un dinosaurio!, Oye papá, ¿en qué parte del cielo vive mi abuelito?, Mami ¿a dónde van las nubes cuando se deshacen?… Conforme crecemos y nos acostumbramos a ese manto azul/blanco/gris que nos rodea, dejamos de observarlo y de maravillarnos de su existencia. Se nos olvida que, muchas veces, puede ese simple cielo ser algo que nos relaje, que nos entretenga, que nos distraiga, que nos de un tema de conversación… hay nubes, estrellas, arcoiris, colores, amaneceres, atardeceres, el sol, la luna…. todo, con solo mirar hacia arriba.