Picture Yourself

El mundo como me gusta, como lo imagino, como lo disfruto, como me veo en él…

Not a second chance octubre 9, 2010

Hoy me dio por pensar que la vida es como el fuego. Empieza en un instante, muchas veces sin que nos demos cuenta. Se expande demasiado rápido, sobretodo cuando hay por donde hacerlo. Y si además se estimula su desarrollo, son pocas cosas las que lo pueden detener. Y sin embargo crece y crece, se hace más bonito, toma figuras hermosas, da calor y luego, sin darnos cuenta, va perdiendo fuerza, va dejando de tener de donde crecer y comienza a desvanecerse. Y así, poco a poco, hasta que solo quedan cenizas. Cenizas que hablan mucho del tipo de fuego que existió.

Y como ese fuego, que deja escrito en cenizas lo que fue, nosotros dejaremos escrito de diferentes formas lo que fuimos. ¿Qué huella estás dejando tu? ¿Estás viviendo la vida como quisieras vivirla? Más importante aún… ¿la estás disfrutando?

No te dejes llevar por los malos momentos, por muy trillada que la sea la frase “solo se vive una vez”, es cierta. ¿Qué esperas para hacer de tu vida, tu única vida, lo mejor que se pueda hacer de ella?

Si te esperas mucho para hacer las cosas que deseas, probablemente cuando las quieras hacer, el tiempo ya no te alcance; el fuego ya se esté apagando. No te agobies, aventúrate. Cuando vayas a dar un gran paso, prepárate solo lo suficiente, no pongas en riesgo el tiempo que tendrás después de darlo.  No titubees. Que las cosas simples de la vida como el dinero, las rutinas, las cosas materiales o el qué dirán no te detengan. Haz lo que piensas. Se tu mismo. Acepta los retos. Aprende a perder y a avivar el fuego cuando sea necesario. Pon tu máximo esfuerzo. Comparte tus logros, tus luchas, tus fracasos y tus intentos con esa persona a la que amas. Pero sobretodo, disfruta cada momento, trata, por lo menos trata, de mantener el buen humor el mayor tiempo que sea necesario. Quizá ya lo hayas escuchado antes, pero el secreto es: la actitud. El Querer. Que nada ni nadie te quite nunca la actitud positiva; esa es nuestra gasolina y lo mejor, es la gasolina que se comparte, que nos sirve para mantener vivos otros fuegos.

 

Do you want to know a secret? septiembre 18, 2010

Filed under: Color,Macro,Vintage — vanedelpech @ 12:05 AM
Tags: , , , , , , , , ,

Muchas veces he pensado que los seres humanos somos baúles. Todos diferentes, todos con uno o más candados, dependiendo de nuestra personalidad.

Todos tenemos combinaciones, combinaciones que cambian constantemente de forma que no permitimos que cualquiera acceda a la información que llevamos dentro. Quizá la familia tenga un gran número de combinaciones, quizá ellos se hayan ganado con el tiempo el poder adentrarse hasta un nivel profundo en las maravillas que guardamos dentro… quizá, porque no todas las familias lo logran hoy en día. Quizá también haya gente que ni siquiera logre la oportunidad de abrir una de las cerraduras, gente con la que no nos abrimos, que no dejamos si quiera que de un vistazo a nuestro interior. Pero también hay gente que poco a poco se va ganando combinaciones, candados que se van abriendo hacia como somos, hacia nuestros gustos, hacia nuestra verdadera personalidad. Quizá con el establecimiento de las relaciones humanas haya incluso candados que se abrieron y que tuvieron que volver a sellarse porque la confianza se perdió… algunos de ellos lograrán abrirse de nuevo, algunos nunca más…

No se si a ustedes, pero a mi me parece maravillosa la forma social del ser humano, los mecanismos de defensa que usamos para mantener cerrados nuestros baúles… no podríamos ser más perfectos en este aspecto.

 

Strawberry Fields septiembre 17, 2010

Disfrutar, quizá no sea un verbo vital… pero es un verbo necesario para vivir feliz. Esa habilidad para dejar a un lado las preocupaciones, para tomarse un momento y simplemente gozar, es algo con la que todos los seres humanos deberíamos de contar.

Disfrutar de los colores que nos regala la naturaleza, del olor del café por las mañanas, de la brisa cuando vamos a la playa, de la risa de un niño, de los ojos de sueño de quien está a nuestro lado, de los brincos del perro al recibirnos, del cuidar de alguien más… del hacer feliz a alguien… simplemente disfrutar.

Enseñémos a los demás a disfrutar, a encontrar su “strawberry field” que les haga tomarse un momento y disfrutar de algo sin preocupaciones. Aunque sea por unos minutos, no habrá nadie que considere que no valieron la pena.

Además, casi siempre después de un momento de disfrute viene una gran idea, una fuente de inspiración, una energía positiva, una gran sonrisa… algo bueno casi el 100% de las veces!